Esta humilde ensalada de tomate y pan viejo clásica de la cocina toscana es una de mis favoritas porque combina muchos de los ingredientes que más me gustan.

Presentada de esta manera lucen mucho más sus colores y viste la mesa para disfrutar en un mediodía soleado. 

Ingredientes:
Comen 4 personas
– 2 tomates redondos
– 2 tomates perita
– 100 g de tomates cherry rojos
– 100 g de tomates cherry amarillos
– 100 g de tomates cherry negros o morados
– 1 cebolla morada chica
– 100 g de aceitunas griegas
– 2 cdas de alcaparras
– hojas de albahaca fresca, a gusto
– hojas de orégano fresco, a gusto
– 200 g de bocconcini
– 200 g de pan baguette
– aceite de oliva virgen extra, a gusto
– vinagre de vino tinto, a gusto
– sal y pimienta, a gusto

Procedimiento:
– Cortar los tomates redondo y perita en láminas finas y disponerlas en una fuente blanca grande.
– Cortar los tomates cherry a la mitad o dejarlos enteros si son de pequeño tamaño.
– Cortar la cebolla morada a la mitad y luego en plumas casi transparentes.
– Trozar el pan con las manos y freírlo o rociarlo con aceite y tostarlo en horno bajo.
– Disponer encima de los tomates las aceitunas aplastadas, los bocconcini desmenuzados con las manos, los tomates cherry, las plumas de cebolla, las alcaparras, las hierbas y el pan frito. Condimentar con sal marina, pimienta negra, vinagre de vino y aceite de oliva.

#Lambertips
– Otra forma de presentar esta ensalada, quizás menos vistosa pero sí muy apetitosa es cortando los tomates en gajos y mezclando todo junto en una ensaladera. De esta manera los sabores quedan mejor impregnados y el pan se moja en los jugos de la vinagreta y el tomate, sin ablandarse. Es importante que la ensalada se coma inmediatamente después de haber sido condimentada.