Esta receta de muffins almendrados con yogur y arándanos es ideal para el desayuno porque noson demasiado dulces, no tienen manteca y son muy nutritivos y muy ricos. Los muffins son una receta inglesa, estos los preparo hace mucho tiempo y la servía en mi restaurant, así que ahora es de ustedes.

Tendemos a confundir todo lo que tiene forma de mini torta o como un biscochito con forma de macetita con un muffin pero no. Un muffin es una técnica que consiste en mezclar todos los ingredientes sólidos por una lado, todos los ingredientes líquidos por el otro y después unir ambos. Así que empecemos.

Preparar los moldes

Una vez que hayas elegido la muffinera de tu preferencia (si no la conseguís, también te sirven moldes individuales de huevos quimbos Nro 10 o un mlde de flan individual), enmatequillá el molde.

Luego tomás cuadrados de papel manteca o papel sulfurizado y haces como conos uniendo dos de sus puntas opuestas 3 veces. (Ver video).

Luego desdoblas el cono de papel manteca y el centro que quedó marcado lo centrás con el molde y con los dedos ayudás a que el conito de papel copie la forma del molde.

Luego de colocar los papeles, enmantequillas y enharinas el papel. Yo usé harina integral porque tenía, pero vos podés usar harina común.

El papel dentro del molde puede ser un tema estético para resaltar la rusticidad del muffin pero facilita muchísimo el desmolde.

Receta de muffins almendrados con yogur y arándanos (para 12 muffins normales u 8 gigantes)

Ingredientes

400 g de harina 0000

3 cditas de polvo de hornear

250 g de azúcar

200 g de almendras

¼ cdita de sal fina

2 huevos

90 ml de aceite

300 g de yogur natural sin azúcar firme

100 ml de leche

Ralladura de dos naranjas

Ralladura de dos limones

1 cdita de extracto de vainilla

400 g de fruta a elección (arándanos, mandarina, manzana o frutas rojas)

Por la consistencia que tiene, un muffin es el hijo de un pan y una torta.

Procedimiento

Los sólidos

Procesar las almendras con una o dos cucharadas de harina tomadas del total que te indiqué. Evita convertirlas en un polvo.

Precalentar el horno entre 160 °C y 180 °C. sí este es el momento para encenderlo.

Tamizar la harina en un recipiente donde podás mezclar.

Tamizar el polvo de hornear sobre la harina.

Agregar una pizca de sal a la mezcal.

Finalizar la mezcla de ingredientes secos agregando el azúcar.

Los líquidos

Volcar en otro molde el yogur natural, espeso, sin sabor y sin azúcar.

Agregar la leche, los 2 huevos y las 6 cucharadas de aceite.

Sumar los aromas: extracto de vainilla, ralladura de limón y ralladura de naranja. No te preocupes que no se va a sentir el sabor de ninguno, es como si esos tres sabores formaran uno nuevo.

Meclar apenas hasta integrar.

Para la mezcla

Aquí no queremos una masa firme, homogénea. Así que evita sobremezclar.

Agregás los sólidos a los líquidos y los unes con un batidor hasta que la harina se integre. Mientras ,menos movimientos sean, mejor.

Cuando la harine esté por integrarse toda, agregás la fruta. En este caso, los arándanos.

La masa resultante será grumosa y firme pero así tiene que quedar.

Para llenar los moldes

Con ayuda de una cuchara agarra pequeñas porciones de la masa y las depositas en el molde  pero no la presiones ni hagas que copie su forma. Mientras menos la manipules, mejor.

Para cestir los uffins puedes agregarle un crumble arriba (partes iguales manteca, harina, azúcar y almendras). Otra manera es agregarle una capita de azúcar blanca arriba y algunas frutas.

Llevas al horno  entre 160 °C y 180 °C y van a estar listos entre 30 y 35 minutos.

Cuando los saqués del horno, dejálos enfriar porque la harina se termina de cocinar mientras enfría.

La mezcla de muffins no se puede guardar hecha, podés guardar los sólidos mezclados en la nevera y cuando los querás hacer, agregás los líquidos y llevás al horno. Ahora, si hacés una buena tanda de muffins y los querés guardar, cuando aún estén tibios, envolvelos con papel film y los llevas al freezer. Es la misma técnica que usarías para conservar pan.