Una panna cotta le queda bien a cualquier menú. Es suave, poco dulce y fresca. Si bien se elabora con crema, se acompaña con frutas por lo cual no resulta un postre pesado.

Panna cotta Para 7

Ingredientes:

-750 g de crema de buena calidad
-1 chaucha de vainilla
-100 g de azúcar
-7 g de gelatina sin sabor
-35 g de agua

 

Procedimiento:

-Abrir la chaucha al medio, longitudinalmente, raspar las semillas y colocarlas junto con la vaina en una ollita con la crema y el azúcar. Llevar a hervor y retirar del fuego.
-Hidratar la gelatina en el agua fría. Para ello rociarla en forma de lluvia a la vez que se revuelve ágilmente con un tenedor. -Dejar reposar unos minutos.
-Una vez que pasó el calor fuerte, desleír la gelatina hidratada en la crema, mezclar, retirar la vaina y rellenar moldecitos metálicos individuales previamente humedecidos. Colocarlos sobre una fuente, cubrir con film y reservar en la heladera. A las 8 horas estará en su punto justo. Para desmoldarla humedecer el molde con agua caliente.

#Lambertips:

-Acompañar con alguna compota. Esta es de tomates cherry y arándanos pero en esta época pueden hacer una de peras.
-Él éxito de este postre es el uso correcto de la gelatina. Pero atención: no será la misma de la textura a las doce horas que a los dos días porque la gelatina “prende” más conforme pasa el tiempo.