“Si te gusta el durazno, bancate la pelusa”, reza el antipático refrán. Pero no, también podrías optar por el pelón que tiene la carne de su padre y el cutis de su madre, la ciruela. Una tarta fácil de verano para aplicar su crema pastelera favorita, de las que ya enseñé varias.

Hojaldre de pelones y arándanos

Ingredientes

-400 g de masa de hojaldre (yo usé recortes)
-500 g de crema pastelera de su preferencia (una más bién espesita)
-2 cdas de coco rallado
-1 kg de pelones
-200 g de arándanos
-2 cdas de azúcar

Procedimiento

-Estirar la masa sobre la mesada, cortar los bordes y forrar una tartera desmontable y humedecida. Espolvorearla con coco rallado y rellenar con la crema.
-Disponer en forma concéntrica los pelones cortados en octavos.
-Completar el centro con arándanos.
-Espolvorear con azúcar y cocinar a 180 grados hasta que la masa esté dorada.
-Dejar enfriar y consumir en el día, a temperatura ambiente.