Siempre conviene tener una buena compota en la heladera: es liviana, sienta bien, permite adaptarlo a distintas versiones y resiste cualquier bolsillo. Para comenzar a hacer una compota sólo hacen falta fruta, azúcar y agua.

Compota de peras

Ingredientes:
-2 kg de peras
-1,2 kg de azúcar
-1,5 litro de agua
-jugo de medio limón

Procedimiento:
-Pelar las peras, cortarlas por la mitad, descorazonarlas y reservarlas en agua con limón para que no se pongan negras tan rápido.
-Cocinar en una olla el azúcar, el agua y el jugo de limón y cocinar hasta que hierva. Agregar las peras, bajar el fuego y cocinar lentamente hasta que estén a punto. Dejar enfriar y consumir frías solas, con crema semibatida o con helado de vainilla y salsa de chocolate para un clásico y francés “Belle Helene”.

#Lambertips: 
-Las peras deben estar maduras pero firmes. Verdes no tienen sabor; muy maduras, se rompen.
-Pueden agregarse especias. Las más indicadas son la canela, el cardamomo, el anís estrellado y la vainilla.
-Puede reemplazarse el agua por vino blanco, tinto o rosado.
-Esta receta admite prácticamente cualquier fruta: duraznos, damascos, ciruelas, manzanas.